Cómo recuperar la salud De tu Mascota,con arcillas para vivir mejor,Las Arcillas de PANCHO.

cof

Hola yo Elisabet Animal Conciencia,Doy Gracias a la vida por ponerme en mi camino a este hombre del video,Mi Amigo PANCHO,

Gracia a sus arcillas mis Rodillas desgastadas me crujían y Dolían y me frenaban con Dolor,y me impedían disfrutar el correr y saltar como cuando era niña.

Al tomar las ARCILLAS DE PANCHO.

Mi mente veía un mundo olvidado,donde me rodean mil formas y posibilidades,de seguir el camino que buscaba y nunca encontraba,por la confusión que me rodeaba.

Cuando sentí, que la compasión y la pasión era mi secreto,solté mis alas al viento.y mis rodillas llevan mas de 4 años fuertes como Rocas,tal como mi niña interna deseaba,para poder correr saltar y brincar en este bello planeta.Gracias PANCHO por aparecer en mi camino.y Gracias Tierra por existir y darme esta bella experiencia de entendimiento y de poder conectar y aprender de todos .

Las Arcillas tambien funciona para la recuperación de los Animales no humanos ,viendo el video  podréis llegar al entendimiento ,De la mecánica de las arcillas y su trabajo tras ser ingeridas.Los Animales humanos y los No humanos,estamos fabricados de la misma materia.Pancho hace una mezcla de Caolinita, bentonita y zeolita Clinoptilolita en proporciones iguales y se le pone una parte igual de bicarbonato. Y todo con un molido muy, muy fino de menos de 5 Micrones.

Mi amigo PANCHO el mismo en persona va a buscar las Rocas a los mejores lugares donde se encuentran en la Naturaleza y cogerlas con sus propias manos para molerlas.

COMPRAR LAS TIERRAS DE PANCHO

P.v.p 20,00€

Para pedidos,contactar por teléfono o whasat 605077364

3,00€ De la venta de este producto va Destinado ayudar a los animales Necesitados.

correo electronico animalconciencia@hotmail.es

Envío transporte por correo postal .pago ingreso cuenta bancario.Gasto de transporte a toda España 4,60€ hasta 1 kilo de peso.

La arcilla medicinal- un remedio natural( CAOLIN )Desde los inicios de la humanidad, la arcilla ha sido utilizada para fines curativos y la recomiendan médicos famosos desde Hipócrates, pasando por Hildegard von Bingen hasta Paracelsus. En la “farmacia sucia” de la Edad Media, la arcilla medicinal fue un componente tan popular como, por ejemplo, la orina. Después cayó en el olvido hasta que dos frailes la redescubrieron: el pastor protestante Felke curaba la gente mediante luz, aire, agua y arcilla; y el cura católico Kneipp decía que el barro era uno de los mejores remedios curativos y lo utilizaba en forma de cataplasmas para tratar flebitis, enfermedades articulares y úlceras. Arcilla medicinal de uso interno y externo Sobre todo después de los días del carnaval, resulta muy útil aplicar arcilla medicinal. Mediante mascarillas faciales, la piel cansada se limpia y regenera. De uso interno, la arcilla medicinal ayuda a limpiar todo el conducto digestivo, lo cual conviene durante la cuaresma. La arcilla medicinal, que se consigue en farmacias bajo distintas denominaciones, es un remedio tan fácil de aplicar que es apropiada para ser utilizada en casa. Otras denominaciones de la arcilla medicinal- entre las cuales la arcilla medicinal suele constar como “complemento alimenticio”- son: teirra medicinal, fango, barro medicinal y tierra mineral verde. En Francia existe arcilla verde de Argiletz, que también aparece en los colores amarillo, rojo y rosa (el color depende de los elementos minerales; por ejemplo, la arcilla roja contiene mucho hierro). La arcilla blanca- también conocida como caolín o caolinita- no es capaz de ligar agua y al ser ingerida, se engrumecería en el conducto digestivo. ¡Así que hay que tener cuidado al elegir la arcilla! Aparte, las arcillas medicinales- o arcillas- se venden en distintos grados de pureza, por lo tanto es sensato acudir a un asesoramiento antes de comprar. ¿Qué es la arcilla medicinal? Comúnmente, la arcilla medicinal sule ser loess. Este material surgió durante la última era glacial, cuando gran parte de la arcilla estaba cubierta por una capa gruesa de hielo. El peso de varias toneladas de hielo trituró las rocas y piedras. Luego, ésas partículas finas fueron reducidas por el agua y por el viento al tamaño de una mota de polvo. La composición exacta de la arcilla medicinal varía dependiendo del territorio de explotación. Según su origen, la arcilla medicinal consiste en un 45% de cuarzo, feldespato, carbonato cálcico, dolomita, mica y montmorillonita. Contiene minerales como sílice, hierro, calcio, magnesio, potasio, aluminio y sodio, aparte de unos oligoelementos especiales como cromo, cobre, circonio, estroncio y vanadio. ¿Cuáles son los efectos de la arcilla medicinal?

La arcilla medicinal tiene una capacidad de absorción muy alta, lo cual significa que puede ligar una amplia gama de compuestos líquidos o compuestos de gas, entre ellos también toxinas. La arcilla medicinal es apta para el uso interno y externo. La arcilla medicinal para uso interno tiene un efecto absorbente y antibacterial, es alcalina y aporta elementos minerales. Además, es rica en fibras, por lo cual actúa como un masaje en los intestinos. * La arcilla medicinal liga bacterias y sus subproductos tóxicos, dejando intacto al mismo tiempo la flora natural con sus bacterias intestinales. También absorbe gases intestinales perjudiciales. Por lo tanto, se recomienda la aplicación en caso de inflamaciones gastrointestinales (tanto de tipo crónico como infeccioso) y en caso de flatulencias o diarrea. * La arcilla medicinal equilibra la relación ácido- alcalina del estómago, pero sólo actúa hasta conseguir un equilibrio fisiológico y solamente liga los ácidos excedentes. Así que, no consigue una neutralización absoluta como los antiácidos, los cuales -por un lado- ayudan temporalmente y a corto plazo pero -por otro lado- acaban más bien por estimular aún más la producción de ácidos gástricos y no alivian a largo plazo. * Investigaciones han mostrado que la arcilla medicinal liga no sólo ácidos biliares excedentes del intestino, sino que también liga el colesterol “malo” LDL. * Gracias a la abundancia en elementos minerales y oligoelementos (sobre todo gracias al alto contenido en sílice), la arcilla medicinal ayuda a formar el tejido conjuntivo. * Las pequeñas partículas de la arcilla medicinal masajean suavemente el estómago y los intestinos sin irritarlos, de manera que estimulan la secreción de jugos gástricos. Ingerido con mucha agua, la arcilla medicinal proporciona fibras vegetales. La arcilla diluida en agua amplía el contenido del intestino y favorece la excreción. ¡Ojo! Si el ingerir arcilla medicinal provoca estreñimiento, hay que aumentar la cantidad de agua al preparar la bebida de arcilla. Si el estreñimiento perdura aún así, hay que dejar de tomar la bebida. * Si está tomando medicamentos, no los tome junto a la bebida de arcilla y deje pasar un tiempo entre tomar los medicamentos y tomar la bebida, ya que la arcilla medicinal podría ligar ciertas sustancias del medicamento. Arcilla medicinal de uso interno: Preparación: Agua de arcilla medicinal concentrada: diluir 2 cucharillas de arcilla medicinal en ¼ litro de agua. Esa cantidad corresponde a la dosis diaria, que se debería distribuir entre dos o tres dosis pequeñas durante todo el día (no tomar todo a la vez). Batir antes de beber. Agua de arcilla medicinal suave: como arriba, pero no batir la bebida antes de

tomarla. Así, se queda un poso de arcilla en el fondo del vaso y el agua contiene sobre todo los elementos minerales solubles. * Tomar la bebida de arcilla medicinal poco a poco en tragos pequeños. Por la mañana: tomarla en ayunas; a mediodía: tomarla una hora antes de comer; por la noche: tomarla antes de acostarse. * En caso de angina, faringitis o halitosis (mal aliento): hacer gárgaras con agua de arcilla medicinal concentrada. * La arcilla medicinal también ayuda en caso de intoxicaciones agudos: Como primer medida, tomar inmediatamente agua de arcilla medicinal concentrada y llamar de inmediato a un médico u hospital. * Al viajar a zonas tropicales, se recomienda llevar arcilla medicinal para tomarla inmediatamente y en dosis elevada en caso de diarrea: tres veces al día 1 cucharilla diluida en un vaso de agua esterilizada (mediante coción). La arcilla medicinal de uso externo tiene varios efectos: absorbe, reseca, refresca, calma, desodoriza y desacidifica; es antiséptica, antibacterial, detumescente y analgésica; regenera tejidos y alivia picores. Por lo tanto, se recomienda el uso externo en caso de abscesos, acné, alergias, enfermedades articulares, reuma, gota, lumbago, tendosinovitis, eccemas, lesiones deportivas, enfermedades cutáneas, heridas purulentas, enfermedades del lecho de la uña y también en el caso de migraña (añadiendo aceites esenciales como esencia de menta). Preparación: mezclar la arcilla medicinal con agua hasta obtener una masa espesa. Cataplasma fría de arcilla medicinal: La masa espesa de arcilla medicinal se aplica o directamente en las zonas afectadas o se unta un paño con una capa de ½ cm. Si la zona afectada se envuelve firmemente, la masa se calienta rápidamente debido al calor que desprende el cuerpo. En principio, se produce el mismo efecto como con agua fría: los vasos cutáneos superficiales se contraen y la sangre de capas más profundas se estimula para subir a la superficie. El riego sanguíneo reforzado y estimulado calma dolores y baja inflamaciones. Cataplasma caliente de arcilla medicinal: Como arriba. La masa de arcilla medicinal se calienta al baño María y se aplica lo más caliente posible. La masa de arcilla caliente cemite calor húmedo al cuerpo y se aplica en zonas tensas o agarrotadas, en zonas afectadas por inflamación crónica o dolores espasmódicos. Cataplasma (mascarilla) de arcilla medicinal: Se utiliza agua de arcilla medicinal muy concentrada o se elabora una masa de arcilla medicinal muy poco espesa. La zona a tratar se pinta mediante una brocha con la masa, de tal manera que las partículas de la arcilla medicinal puedan penetrar mejor en la piel. Así sacan secreciones y toxinas metabólicas y ligan ácidos, puesto que cada inflamación se caracteriza por una hiperacidificación del tejido afectado. Ese tipo de aplicación de la arcilla medicinal es la única en la que la arcilla debería secarse del todo en la piel para que los líquidos en el interior del cuerpo salgan a la superficie de la piel. Así se limpian heridas purulentas y se bajan hinchazones. El efecto de absorción mejora, por lo tanto, el riego sanguíneo.

Baño de arcilla medicinal: Para un baño, se prepara una masa a base de 1 kilo de arcilla medicinal y se se añade al agua. Para empezar, se recomienda bañarse durante cinco a diez minutos (más adelante hasta veinte minutos) dos o tres veces a la semana para reforzar la resistencia inmunológica y para tratar perturbaciones vegetativos, enfermedades metabólicas y enfermedades de la columna vertebral. Polvos de arcilla medicinal: Al contrario de los polvos convencionales para desinfectar heridas, el polvo de arcilla medicinal tiene además propiedades curativas. Los polvos de arcilla medicinal cortan la hemorragia de heridas recientes y favorecen la granulación en heridas purulentas. Más sugerencias para utilizar la arcilla medicinal: * Pasta de dientes: mezclar agua destilada (cocida) con un poco de sal (es buena contra la periodontitis) y 100 gramos de arcilla medicinal (muy fina) hasta conseguir una masa cremosa. También se pueden añadir 5 gotas de aceite esencial (por ejemplo, de menta o salvia). * Polvos para el cuerpo o los pies: La arcilla medicinal se puede utilizar para ello, pero igualmente se recomienda añadir aceites esenciales (5 gotas a cada 100 gramos de arcilla medicinal). El aceite esencial de salvia surte efecto contra el sudor de pies, mientras que la esencia de lemongras (hierba limón) o limón es apropiada cuando uno tiene que estar mucho tiempo de pie. Para fabricar polvos para el cuerpo, se eligen las fragancias preferidas de cada uno, desde rosa hasta patchouli. Para obtener polvos contra la transpiración en las axilas, también se utiliza aceite esencial de salvia. * Mascarilla facial: preparar una masa cremosa con arcilla medicinal. La mascarilla penetra bien en las capas superficiales de la piel y ablanda la capa córnea, por lo cual la piel es liberada de partículas muertas. A ello se añade el efecto estimulante de los elementos minerales, entre ellos el sílice, que fortalece el tejido. Asimismo, es posible aumentar el efecto de la mascarilla añadiendo otros componentes: por ejemplo, se puede preparar la masa de arcilla medicinal con un té o con aceites esenciales: menta y limón para piel grasa, geranio o ylang ylang para piel seca, y la lavanda para calmar. En el caso de piel seca también se recomienda añadir una cuchara de aceite vegetal prensado en frío (por ejemplo aceite de aguacate).

La (Zeolita )es un activador del sistema inmunológico, limpia la sangre, el sistema linfático, el sistema glandular; limpio y activo el sistema celular y es efectivo en la estabilización de todos los sistemas funcionales del organismo.

En mis años de ejercicio he dicho a mis pacientes que no hay remedios “cura todo” ni en la medicina alopática ni en la natural, sin embargo la Zeolita en cambio; si no todo, lo cura casi todo y ello se debe a que como has leído arriba este maravilloso producto elimina las causas de varias enfermedades modernas y del cáncer que muchas veces proviene de la intoxicación por metales, o minerales, del monóxido de carbono del medio ambiente, pesticidas y otros agentes químicos

La zeolita es un mineral natural que tiene una carga negativa. Esta carga negativa actúa como un imán para sacar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de la jaula que forma la zeolita, para expulsarlas fuera del cuerpo como desechos sin ningún efecto secundario.

La zeolita es segura y extremadamente eficaz. Equilibra además el pH del cuerpo impidiendo con ello el crecimiento de células extrañas y potenciando a su vez todo el sistema inmunologico del organismo.

Se trata de un mineral (clinoptilolita) de origen volcánico, formado naturalmente a partir de cenizas y agua de mar, que también se halla presente en los plegamientos

andinos. Antiguamente era muy utilizado en Asia (China, Rusia, India) como suplemento natural para promover la salud y el bienestar orgánico.

Actualmente también es muy usado a nivel industrial, para purificación de agua y aire, como depurador en la industria alimentaria, para fertilización agrícola y como suplemento mineral en nutrición animal.

Existen 9 tipos de zeolita, dentro de los cuales la conocida como CLINOPTILOLITA, es la recomendada para uso humano

Su estructura cristalina está formada por tetraedros que dan lugar a una red tridimensional, en la cual cada átomo de oxígeno es compartido por dos átomos de silicio (tectosilicato).

Estas estructuras forman jaulas o canales que permiten el movimiento interno de iones y moléculas, convirtiendo a la zeolita en un verdadero tamizador (colador) molecular.

En modo inocuo, la zeolita, permite liberar al organismo de metales pesados, toxinas y contaminantes de distintos orígenes.

La zeolita equilibra el pH orgánico, al evitar la dispersión de iones ácidos y tiene un demostrado efecto antioxidante e inmune estimulante. Se trata por tanto de un suplemento totalmente natural y no tóxico, ideal para uso seguro a largo plazo.

La particularidad de la zeolita es su carga eléctrica negativa, con lo cual atrae metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, arsénico, etc.) y toxinas, que habitualmente poseen carga positiva. La carga negativa también ayuda.

La carga negativa también ayuda a la distribución de minerales útiles (calcio, sodio, magnesio, fósforo) y del ácido generado por los iones de hidrógeno (de allí que se lo considere un buffer del pH o un tampón alcalino).

El poder quemante de la zeolita está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas; se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil).

Esto explica que la zeolita pueda quedar moléculas tóxicas como el arsénico (diámetro 1,8 Ä) y en cambio no actúe sobre moléculas de minerales útiles como el potasio (diámetro 2,8 Ä). Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo, sin dejar señas.

Siendo la zeolita un aluminosilicatos, vale aclarar que sus moléculas de aluminio están rodeadas por átomos de oxígeno, por lo cual no pueden pasar al organismo (aluminio no intercambiable) y en cambio pueden absorber moléculas de aluminio tóxico presente en el cuerpo.

La zeolita es un compuesto altamente estable, no siendo afectado por el calor o el frío.

Efectos secundarios: Puede generar deshidratación leve, a raíz de la mayor demanda de agua en el proceso químico de limpieza, lo cual se neutraliza con adecuada hidratación. Algunas personas, con alta carga tóxica en el organismo, pueden experimentar ligeras náuseas, que remiten rápidamente.

La Zeolita se ha convertido en la opción Nº 1 para la desintoxicación natural, ya que es 100% segura y eficaz. El tipo clinoptilolita no es dañino para el cuerpo humano. Sus restos son completamente eliminados del cuerpo dentro de las 6 a 8horas, junto con las toxinas.

La zeolita ayuda a:

Equilibrar los niveles de pH

Combatir los virus comunes

Reducir el reflujo ácido

Combatir el asma

Reducir los síntomas de alergias.

Regular los niveles de azúcar en la sangre mediante la absorción de la glucosa Durante el desastre de Chernóbil, fue liberada una cantidad de radiación equivalente de 30 – 40 bombas atómicas -como las lanzadas en Hiroshima y Nagasaki-.

Aproximadamente 500,000 toneladas de zeolita que contenía clinoptilolita fueron usadas en Chernóbil con los siguientes resultados:

* Descontaminación del agua potable proveniente del rio Dnieper usando una combinación de clinoptilolita y sulfato de aluminio en polvo permitieron una drástica reducción de los niveles de radioactividad.

* Adicionalmente, filtros de clinoptilolita fueron usados para extraer radionúclidos del agua de drenaje de la planta nuclear de Chernóbil. La filtración redujo el contaminante 137Cs en un 95% y el 90Sr en un 50-60%.

* Para reducir la radioactividad en la leche de vaca en Bulgaria, 10% de clinoptilolita fue añadida en la alimentación del ganado reduciendo en un 30% los radio nucleótidos en la leche.

* Para la descontaminación del chocolate y las galletas de los niños, aquellos fueron preparados añadiendo clinoptilolita en polvo 2-30 % en peso.

La salud, es la resultante del equilibrio acido alcalino a nivel celular, la perdida de este se debe a las toxinas y metales pesados (radicales libres) que lo desestabilizan, conduciéndonos a un estado de acidez celular. (La homeostasis (del griego homos (ὅμος), ‘similar’,1 y stasis (στάσις), ‘estado’, ‘estabilidad’)2 es una propiedad de los organismos vivos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior (metabolismo). Se trata de una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de control realimentados que constituyen los mecanismos de autorregulación de los seres vivos. Ejemplos de homeostasis son la regulación de la temperatura y el balance entre acidez y alcalinidad (pH). WIKIPEDIA). Tomando el cuerpo como él todo que es, tendremos que su funcionamiento estará vinculado a la resultante de todas sus funciones y que al estar todas estas vinculadas cualquier alteración en una, alterara el resto; Luego todo esta imbricado, un pensamiento o emoción puede desencadenar una enfermedad y viceversa, pues un exceso de energía provoca un exceso de residuo que el cuerpo no está preparado para tratar y tendera a formar un deposito o zona de tratamiento, un golpe provoca una inflamación, una bacteria provoca un grano y así muchos procesos, que provocaran unas necesidades energéticas diferentes a las del normal funcionamiento, modificando los aportes energéticos al resto del cuerpo e impidiendo su normal funcionamiento. Gaiaterapia o geoterapia, para conseguir una mejor homeostasis; técnicas milenarias casi olvidadas pero de altísima eficacia. Que nos ayudaran a conseguirlo, esto nos ayudara a tener el equilibrio energético del que depende nuestra salud, tanto física como mental. Lograr la descontaminación de los órganos internos, para conseguir el correcto funcionamiento de los mismos y alcanzar el estado de normalidad funcional, es fundamental y para esto la combinación de varias arcillas o cenizas volcánicas obtienen un resultado excelente, también en la descontaminación de la piel, el órgano más grande y a su vez más maltratado que es básico en la homeostasis del cuerpo, o equilibrio energético. Toda acción produce una reacción. Las células producen un residuo orgánico/mineral, en la combustión de las proteínas para obtener la energía y este debe ser eliminado, este residuo vendrá vinculado al tipo de combustible (proteína, metabolizada en nuestro cuerpo después de haber sido obtenida en el proceso intestinal) utilizado y tendrá uno u otro tratamiento en el proceso de eliminación, de aquí que los procesos de descontaminación deban funcionar lo mejor posible; pues la acumulación de residuos es la que provocara muchos tipos de enfermedades, dependiendo del tratamiento que se les dé y de si son eliminados o acumulados en depósitos como quistes, tumores, etc., e incluso retenidos en la piel, alterando el funcionamiento y entorpeciendo o modificando los procesos fisiológicos. La función de algunas de las arcillas o cenizas volcánicas es la de capturar los tóxicos y metales pesados, limpiando la sangre, el estómago, el sistema linfático, el sistema glandular, elimina los metales pesados, toxinas del cuerpo regulando el PH. de una manera eficiente y segura, y es efectivo en la estabilización de todos los sistemas funcionales del organismo. Las arcillas y su funcionamiento: Son minerales de origen volcánico, formados a partir de cenizas y agua de mar, que tiene una jaula con carga negativa que actúa como un imán para capturar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de la jaula que forman estas arcillas, para expulsarlas fuera del cuerpo como desechos, sin ningún efecto secundario. La estructura de la arcilla; tiene forma de panal de abeja y tiene una carga natural negativa (-). Cuando es ingerida, todos los metales pesados, toxinas y productos químicos nocivos que tienen carga (+) son atraídos o atrapados por la jaula para ser expulsados del cuerpo de forma natural, a través de la orina en su mayor parte. En un menor porcentaje, el resto de toxinas son expulsadas por las heces, las de granulometría mayor sirven para regular el PH de los intestinos y arrastrar residuos de los mismos, modificando el habitad de los parásitos y provocando su eliminación de forma natural. Eliminar el exceso de radicales libres, contribuye a equilibrar el PH corporal. Es por todos sabido que la enfermedad está vinculada al desequilibrio acido del cuerpo. Las arcillas se han convertido en la mejor opción, para la descontaminación corporal de una manera natural, ya que son 100% seguras y eficaces. Son completamente eliminadas del cuerpo dentro de las 4 a 8 horas siguientes de ser ingeridas, junto con las toxinas. Siendo su comportamiento inerte, solo son utilizadas en el organismo como jaula de transporte. Esto explica que las arcillas o cenizas volcánicas, puedan quelar moléculas tóxicas como el arsénico (diámetro 1,8 Ä) y en cambio no actúe sobre moléculas de minerales útiles como el potasio (diámetro 2,8 Ä). Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo, sin dejar señas. Actuando como desintoxicante del organismo, equilibrando el PH, lo que supone un efecto antivírico, anti fúngico, antidepresivo y anti-degenerativo, así su gran efecto en la salud contra todo tipo de enfermedades. Antiguamente las arcillas eran muy utilizadas en Asia (China, Rusia, India y mundo islámico) como suplemento natural para promover la salud y el bienestar orgánico. Actualmente también son muy usadas a nivel industrial, para la purificación de agua y aire, como depurador en la industria alimentaria, para fertilización agrícola y como suplemento mineral en nutrición animal. El poder quelante de las arcillas está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas; se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil). El siguiente es un fragmento de un artículo del Nº 58 de la revista Discovery Salud (febrero de 2004): “Según los investigadores japoneses, como el organismo tiene que preservar el nivel alcalino de la sangre para poder mantenerse con vida, los desechos ácidos que no logra eliminar los convierte en desechos sólidos. Desechos que, cuando se acumulan, acaban compactándose y convirtiéndose en colesterol, ácido graso, ácido úrico, piedras en los riñones y vejiga, uratos, fosfatos, sulfatos, etc. produciendo un gran número de enfermedades. Es decir, taponan las arterias y los capilares provocando una deficiente circulación sanguínea incapaz de realizar la labor necesaria para mantener el organismo en condiciones saludables. Porque cuando se reduce el suministro de sangre a los diferentes órganos y zonas del cuerpo empiezan a aparecer dificultades en el funcionamiento de los mismos. De hecho, hay investigadores que afirman que incluso muchas de las llamadas enfermedades degenerativas están causadas por un exceso de desechos ácidos tóxicos. W. Crile, ex director de su propia clínica en Cleveland (EEUU), sostiene por ejemplo que “no existe la muerte natural. Todas las llamadas muertes por causas naturales son sencillamente el punto terminal de una saturación de acidez en el organismo”. Una opinión que junto a la de muchos otros especialistas fue recogida por Mary C. Hogle en su libro “Comidas que alcalinizan y sanan” en el que puede leerse: “Cuando el cuerpo llega a los límites de tolerancia para los desechos tóxicos, tanto en el sistema digestivo como en cualquier otro tejido del organismo, comienza de inmediato un proceso de limpieza que puede tomar varias formas: diarrea, dolores de cabeza, gripes, erupciones cutáneas, abscesos, forúnculos, reumatismo, inflamaciones de los ojos o de otros órganos, cataratas, escalofríos, fiebres u otros síntomas que se conocen como enfermedad aguda. Pero todo esto tiene su origen en una sola causa: la acumulación de desechos ácidos en el organismo.” Es más, los suplementos de vitaminas, minerales y otros oligoelementos que se toman muchas veces con la esperanza de mantener o mejorar la salud no son útiles si el organismo está acidificado por un exceso de residuos ácidos y una vez alcanzado el equilibrio de PH nuestro organismo las metabolizara de los alimentos normales. Pues bien, según lo expuesto las arcillas pueden jugar un papel fundamental en la neutralización de esa acidificación ya que si se toma diariamente ayuda a eliminar gradualmente los desechos ácidos acumulados en el organismo. Y con una clara ventaja sobre cualquier dieta por muy natural que ésta sea ya que no agregan ningún tipo de desechos ácidos en el proceso de metabolización alimentaria. Hay estudios científicos que muestran que las células y tejidos de la gente joven tiene 10 veces más enzimas que las de la gente mayor. Y que el entorno ácido perjudica notablemente el trabajo de las enzimas, que son moléculas proteicas especializadas que aceleran hasta en miles de veces las reacciones bioquímicas de cada célula, tejido, órgano o sistema. Es decir, las enzimas son las responsables de las reacciones químicas necesarias para la vida, (regulan la temperatura corporal, la contracción muscular, la conducción nerviosa, la excreción de orina, el intercambio de gases en el pulmón, la utilización de oxígeno por la células, el crecimiento y reparación celular, el proceso digestivo…). Pues bien, nuestras enzimas se inactivan o modifican si el pH celular se desvía más allá de unos estrechos límites. Y si los niveles de enzimas disminuyen los procesos de reparación celular y de defensa no responden eficientemente con lo que también el proceso de envejecimiento celular se acelera. A todo ello hay que añadir el efecto de los radicales libres sobre nuestro organismo y su cada vez más reconocida influencia en las enfermedades, el envejecimiento también es una enfermedad. Nuestro cuerpo para la vida, fabrica sus propios radicales libres, que intervendrá en todas sus reacciones químicas de sus procesos (digestión, respiración, movimiento, etc.), los que nuestro cuerpo elimina, mediante el pelo las uñas básicamente , pero que los otros que son incorporados de manera externa a los procesos, nos afectaran negativamente, produciéndonos las enfermedades, que estos son neutralizados por nuestro cuerpo, creando desechos o desperdicios (formando ateromas, calcificaciones, etc.), y se almacenan, tratando de impedir que afecten a órganos vitales, con lo cual endurecen las arterias, acumulación de grasa en los tejidos (sobrepeso corporal) también hacen depósitos en las articulaciones (gota, artritis, artrosis) y otros muchos problemas. La encimas que son las encargadas de remover el electrón que les hace falta a los radicales libres que están a su alrededor para obtener su estabilidad evitando así su alta capacidad de modificar las reacciones vitales Sepamos que un radical libre es una molécula que ha perdido un electrón, y que ira en búsqueda del mismo, intentando robárselo a otra más débiles, modificando las características de esta, entonces la molécula “atacada” (a la que “roba” el electrón) se convierte a su vez en un radical libre. Y de esa manera se inicia una reacción en cadena que daña muchas células y descompone las membranas de nuestras células llegando a destruir y mutar su información genética facilitando así el camino para que se desarrollen diversos tipos de enfermedades y nuestro organismo vaya envejeciendo. Posología No existe un máximo definido para su uso, yo recomendaría no exceder de los 8 Gramos días, aunque, para mí sería recomendable, hacer la dosificación cómoda y con en efecto progresivo, siendo esta en la normalidad, 1,5 gramos día, durante un periodo de unos 45 días, siguiendo después un mantenimiento a determinar por la persona y el terapeuta, pudiéndose aplicar 3 a 4 gramos día, durante un periodo de entre 4 y 10 o más días valorándose sus resultados. Ha habido personas que han pasado de los 15 gramos día y más de 15 días, sin sufrir ninguna contraindicación y obteniendo un resultado parecido al de aquellas que consumieron 4 gramos, con lo cual es mejor no tirarlas. Donde más espectaculares resultados se han obtenido es en la solución de los estados de ansiedad, depresión, estrés, también en enfermedades como la esclerosis múltiple o la fibromialgia así como en los síndromes de fatiga crónica, siendo muy eficaces en todos los procesos de enfermedad. Dando excelentes resultados en muchas patologías tanto bacterianas como víricas. Hay quien las ha bautizado como las arcillas de la eterna juventud. Teniendo también grandes resultados en las aplicaciones cutáneas (ulceras, eccemas, irritaciones, quemaduras, etc.) Beneficia la regeneración de las células de la piel. Refuerza la elasticidad de los tejidos. Potente acción bactericida y desintoxicante. En la piel es conveniente por su mejor resultado aplicarlas en seco, técnica que he bautizado como sobing, o acción de hacer mediante caricia, que la piel las llones de células, es de todos sabido: pensemos pies que nuestro cuerpo es como un universo, en el que las células tienen que vivir con todas las necesidades energéticas que ello conlleva, para que este universo este equilibrado; pero el equilibrio se empieza a perder cuando alguna célula deja de funcionar bien, pues afecta al órgano, y este afecta al conjunto, somos la resultante de la suma de muchas reacciones físico-químicas, disponemos de un principio básico de funcionamiento, asimilar componentes, ensamblarlos y con ellos realizar los procesos concernientes a mantenernos vivos, en estos procesos se generan residuos y es en el tratamiento de los mismos donde se generan los procesos de envejecimiento, por dos motivos uno por haber incorporado algún contaminante en el proceso y otro por haber generado más nutrientes de los necesarios y no tener el sistema de depuración de los mismos, con lo que se empieza a colapsar nuestro universo corporal. La eliminación del colapso solo será posible si eliminamos los contaminantes (radicales libres) y el exceso de nutrientes generado (largas cadenas de aminoácidos o proteínas), La salud, es la resultante del equilibrio acido alcalino a nivel celular, la perdida de este se debe a las toxinas y metales pesados (radicales libres) y la acumulación de largas cadenas de aminoácidos o proteínas que lo desestabilizan, conduciéndonos a un estado de acidez celular. (La homeostasis (del griego homos (ὅμος), ‘similar’,1 y stasis (στάσις), ‘estado’, ‘estabilidad’)2 es una propiedad de los organismos vivos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior (metabolismo). Se trata de una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de control realimentados que constituyen los mecanismos de autorregulación de los seres vivos. Ejemplos de homeostasis son la regulación de la temperatura y el balance entre acidez y alcalinidad (pH). WIKIPEDIA). Tomando el cuerpo como él todo que es, tendremos que su funcionamiento estará vinculado a la resultante de todas sus funciones y que al estar todas estas vinculadas cualquier alteración en una, alterara el resto; Luego todo esta imbricado, un pensamiento o emoción puede desencadenar una enfermedad y viceversa, pues un exceso de energía provoca un exceso de residuo que el cuerpo no está preparado para tratar y tendera a formar un deposito o zona de tratamiento, un golpe provoca una inflamación, una bacteria provoca un grano y así muchos procesos, que provocaran unas necesidades energéticas diferentes a las del normal funcionamiento, modificando los aportes energéticos al resto del cuerpo e impidiendo su normal funcionamiento. Gaiaterapia o geoterapia, para conseguir una mejor homeostasis; técnicas milenarias casi olvidadas pero de altísima eficacia. Que nos ayudaran a conseguirlo, esto nos ayudara a tener el equilibrio energético del que depende nuestra salud, tanto física como mental. Lograr la descontaminación de los órganos internos, para conseguir el correcto funcionamiento de los mismos y alcanzar el estado de normalidad funcional, es fundamental y para esto la combinación de varias arcillas o cenizas volcánicas obtienen un resultado excelente, también en la descontaminación de la piel, el órgano más grande y a su vez más maltratado que es básico en la homeostasis del cuerpo, o equilibrio energético. Toda acción produce una reacción. Las células producen un residuo orgánico/mineral, en la combustión de las proteínas para obtener la energía y este debe ser eliminado, este residuo vendrá vinculado al tipo de combustible (proteína, metabolizada en nuestro cuerpo después de haber sido obtenida en el proceso intestinal) utilizado y tendrá uno u otro tratamiento en el proceso de eliminación, de aquí que los procesos de descontaminación deban funcionar lo mejor posible; pues la acumulación de residuos es la que provocara muchos tipos de enfermedades, dependiendo del tratamiento que se les dé y de si son eliminados o acumulados en depósitos como quistes, tumores, etc., e incluso retenidos en la piel, alterando el funcionamiento y entorpeciendo o modificando los procesos fisiológicos. La función de algunas de las arcillas o cenizas volcánicas es la de capturar los tóxicos y metales pesados, limpiando la sangre, el estómago, el sistema linfático, el sistema glandular, el intestino, elimina los metales pesados, toxinas del cuerpo regulando el PH. de una manera eficiente y segura, y es efectivo en la estabilización de todos los sistemas funcionales del organismo, así mismo acortaran las largas cadenas de aminoácidos facilitando su eliminación. Las arcillas y su funcionamiento: Son minerales de origen volcánico, formados a partir de cenizas y agua de mar, que tiene una jaula con carga negativa que actúa como un imán para capturar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de la jaula que forman estas arcillas, para expulsarlas fuera del cuerpo como desechos, sin ningún efecto secundario. Su alcalinidad permitirá neutralizar la acidez. La estructura de la arcilla; tiene forma de panal de abeja y tiene una carga natural negativa (-). Cuando es ingerida, todos los metales pesados, toxinas y productos químicos nocivos que tienen carga (+) son atraídos o atrapados por la jaula para ser expulsados del cuerpo de forma natural, a través de la orina en su mayor parte. En un menor porcentaje, el resto de toxinas son expulsadas por las heces, las de granulometría mayor sirven para regular el PH de los intestinos y arrastrar residuos de los mismos, modificando el habitad de los parásitos y provocando su eliminación de forma natural. Eliminar el exceso de radicales libres, contribuye a equilibrar el PH corporal. Es por todos sabido que la enfermedad está vinculada al desequilibrio acido del cuerpo. Las arcillas se han convertido en la mejor opción, para la descontaminación corporal de una manera natural, ya que son 100% seguras y eficaces. Son completamente eliminadas del cuerpo dentro de las 4 a 8 horas siguientes de ser ingeridas, junto con las toxinas. Siendo su comportamiento inerte, solo son utilizadas en el organismo como jaula de transporte. Esto explica que las arcillas o cenizas volcánicas, puedan quelar moléculas tóxicas como el arsénico (diámetro 1,8 Ä) y en cambio no actúe sobre moléculas de minerales útiles como el potasio (diámetro 2,8 Ä). Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo, sin dejar señas. Actuando como desintoxicante del organismo, equilibrando el PH, lo que supone un efecto antivírico, anti fúngico, antidepresivo y anti-degenerativo, así su gran efecto en la salud contra todo tipo de enfermedades. Antiguamente las arcillas eran muy utilizadas en Asia (China, Rusia, India y mundo islámico) como suplemento natural para promover la salud y el bienestar orgánico. Actualmente también son muy usadas a nivel industrial, para la purificación de agua y aire, como depurador en la industria alimentaria, para fertilización agrícola y como suplemento mineral en nutrición animal. El poder quelante de las arcillas está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas; se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil). El siguiente es un fragmento de un artículo del Nº 58 de la revista Discovery Salud (febrero de 2004): “Según los investigadores japoneses, como el organismo tiene que preservar el nivel alcalino de la sangre para poder mantenerse con vida, los desechos ácidos que no logra eliminar los convierte en desechos sólidos. Desechos que, cuando se acumulan, acaban compactándose y convirtiéndose en colesterol, ácido graso, ácido úrico, piedras en los riñones y vejiga, uratos, fosfatos, sulfatos, etc. produciendo un gran número de enfermedades. Es decir, taponan las arterias y los capilares provocando una deficiente circulación sanguínea incapaz de realizar la labor necesaria para mantener el organismo en condiciones saludables. Porque cuando se reduce el suministro de sangre a los diferentes órganos y zonas del cuerpo empiezan a aparecer dificultades en el funcionamiento de los mismos. De hecho, hay investigadores que afirman que incluso muchas de las llamadas enfermedades degenerativas están causadas por un exceso de desechos ácidos tóxicos. W. Crile, ex director de su propia clínica en Cleveland (EEUU), sostiene por ejemplo que “no existe la muerte natural. Todas las llamadas muertes por causas naturales son sencillamente el punto terminal de una saturación de acidez en el organismo”. Una opinión que junto a la de muchos otros especialistas fue recogida por Mary C. Hogle en su libro “Comidas que alcalinizan y sanan” en el que puede leerse: “Cuando el cuerpo llega a los límites de tolerancia para los desechos tóxicos, tanto en el sistema digestivo como en cualquier otro tejido del organismo, comienza de inmediato un proceso de limpieza que puede tomar varias formas: diarrea, dolores de cabeza, gripes, erupciones cutáneas, abscesos, forúnculos, reumatismo, inflamaciones de los ojos o de otros órganos, cataratas, escalofríos, fiebres u otros síntomas que se conocen como enfermedad aguda. Pero todo esto tiene su origen en una sola causa: la acumulación de desechos ácidos en el organismo.” Es más, los suplementos de vitaminas, minerales y otros oligoelementos que se toman muchas veces con la esperanza de mantener o mejorar la salud no son útiles si el organismo está acidificado por un exceso de residuos ácidos y una vez alcanzado el equilibrio de PH nuestro organismo las metabolizara de los alimentos normales. Pues bien, según lo expuesto las arcillas pueden jugar un papel fundamental en la neutralización de esa acidificación ya que si se toma diariamente ayuda a eliminar gradualmente los desechos ácidos acumulados en el organismo. Y con una clara ventaja sobre cualquier dieta por muy natural que ésta sea ya que no agregan ningún tipo de desechos ácidos en el proceso de metabolización alimentaria. Hay estudios científicos que muestran que las células y tejidos de la gente joven tiene 10 veces más enzimas que las de la gente mayor. Y que el entorno ácido perjudica notablemente el trabajo de las enzimas, que son moléculas proteicas especializadas que aceleran hasta en miles de veces las reacciones bioquímicas de cada célula, tejido, órgano o sistema. Es decir, las enzimas son las responsables de las reacciones químicas necesarias para la vida, (regulan la temperatura corporal, la contracción muscular, la conducción nerviosa, la excreción de orina, el intercambio de gases en el pulmón, la utilización de oxígeno por la células, el crecimiento y reparación celular, el proceso digestivo…). Pues bien, nuestras enzimas se inactivan o modifican si el pH celular se desvía más allá de unos estrechos límites. Y si los niveles de enzimas disminuyen los procesos de reparación celular y de defensa no responden eficientemente con lo que también el proceso de envejecimiento celular se acelera. A todo ello hay que añadir el efecto de los radicales libres sobre nuestro organismo y su cada vez más reconocida influencia en las enfermedades, el envejecimiento también es una enfermedad. Nuestro cuerpo para la vida, fabrica sus propios radicales libres, que intervendrá en todas sus reacciones químicas de sus procesos (digestión, respiración, movimiento, etc.), los que nuestro cuerpo elimina, mediante el pelo las uñas básicamente , pero que los otros que son incorporados de manera externa a los procesos, nos afectaran negativamente, produciéndonos las enfermedades, que estos son neutralizados por nuestro cuerpo, creando desechos o desperdicios (formando ateromas, calcificaciones, etc.), y se almacenan, tratando de impedir que afecten a órganos vitales, con lo cual endurecen las arterias, acumulación de grasa en los tejidos (sobrepeso corporal) también hacen depósitos en las articulaciones (gota, artritis, artrosis) y otros muchos problemas. La encimas que son las encargadas de remover el electrón que les hace falta a los radicales libres que están a su alrededor para obtener su estabilidad evitando así su alta capacidad de modificar las reacciones vitales Sepamos que un radical libre es una molécula que ha perdido un electrón, y que ira en búsqueda del mismo, intentando robárselo a otra más débiles, modificando las características de esta, entonces la molécula “atacada” (a la que “roba” el electrón) se convierte a su vez en un radical libre. Y de esa manera se inicia una reacción en cadena que daña muchas células y descompone las membranas de nuestras células llegando a destruir y mutar su información genética facilitando así el camino para que se desarrollen diversos tipos de enfermedades y nuestro organismo vaya envejeciendo. Posología No existe un máximo definido para su uso, yo recomendaría no exceder de los 8 Gramos días, aunque, para mí sería recomendable, hacer la dosificación cómoda y con en efecto progresivo, siendo esta en la normalidad, 1,5 gramos día, durante un periodo de unos 45 días, siguiendo después un mantenimiento a determinar por la persona y el terapeuta, pudiéndose aplicar 3 a 4 gramos día, durante un periodo de entre 4 y 10 o más días valorándose sus resultados. Ha habido personas que han pasado de los 15 gramos día y más de 15 días, sin sufrir ninguna contraindicación y obteniendo un resultado parecido al de aquellas que consumieron 4 gramos, con lo cual es mejor no tirarlas. Donde más espectaculares resultados se han obtenido es en la solución de los estados de ansiedad, depresión, estrés, también en enfermedades como la esclerosis múltiple o la fibromialgia así como en los síndromes de fatiga crónica, siendo muy eficaces en todos los procesos de enfermedad. Dando excelentes resultados en muchas patologías tanto bacterianas como víricas. Hay quien las ha bautizado como las arcillas de la eterna juventud. Teniendo también grandes resultados en las aplicaciones cutáneas (ulceras, eccemas, irritaciones, quemaduras, etc.) Beneficia la regeneración de las células de la piel. Refuerza la elasticidad de los tejidos. Potente acción bactericida y desintoxicante. En la piel es conveniente por su mejor resultado aplicarlas en seco, técnica que he bautizado como sobing, o acción de hacer mediante caricia, que la piel las absorba.

La salud a través de la geoterapia: Los procesos metabólicos están influenciados, por los pensamientos y las emociones y a la inversa; así que la energía que aportamos influenciara a la energía que emitamos. Esto es que los procesos estarán vinculados a la ley de acción reacción. Que el cuerpo humano está compuesto de varios millones de células, es de todos sabido: pensemos pies que nuestro cuerpo es como un universo, en el que las células tienen que vivir con todas las necesidades energéticas que ello conlleva, para que este universo este equilibrado; pero el equilibrio se empieza a perder cuando alguna célula deja de funcionar bien, pues afecta al órgano, y este afecta al conjunto, somos la resultante de la suma de muchas reacciones físico-químicas, disponemos de un principio básico de funcionamiento, asimilar componentes, ensamblarlos y con ellos realizar los procesos concernientes a mantenernos vivos, en estos procesos se generan residuos y es en el tratamiento de los mismos donde se generan los procesos de envejecimiento, por dos motivos uno por haber incorporado algún contaminante en el proceso y otro por haber generado más nutrientes de los necesarios y no tener el sistema de depuración de los mismos, con lo que se empieza a colapsar nuestro universo corporal. La eliminación del colapso solo será posible si eliminamos los contaminantes (radicales libres) y el exceso de nutrientes generado (largas cadenas de aminoácidos o proteínas), La salud, es la resultante del equilibrio acido alcalino a nivel celular, la perdida de este se debe a las toxinas y metales pesados (radicales libres) y la acumulación de largas cadenas de aminoácidos o proteínas que lo desestabilizan, conduciéndonos a un estado de acidez celular. (La homeostasis (del griego homos (ὅμος), ‘similar’,1 y stasis (στάσις), ‘estado’, ‘estabilidad’)2 es una propiedad de los organismos vivos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior (metabolismo). Se trata de una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de control realimentados que constituyen los mecanismos de autorregulación de los seres vivos. Ejemplos de homeostasis son la regulación de la temperatura y el balance entre acidez y alcalinidad (pH). WIKIPEDIA). Tomando el cuerpo como él todo que es, tendremos que su funcionamiento estará vinculado a la resultante de todas sus funciones y que al estar todas estas vinculadas cualquier alteración en una, alterara el resto; Luego todo esta imbricado, un pensamiento o emoción puede desencadenar una enfermedad y viceversa, pues un exceso de energía provoca un exceso de residuo que el cuerpo no está preparado para tratar y tendera a formar un deposito o zona de tratamiento, un golpe provoca una inflamación, una bacteria provoca un grano y así muchos procesos, que provocaran unas necesidades energéticas diferentes a las del normal funcionamiento, modificando los aportes energéticos al resto del cuerpo e impidiendo su normal funcionamiento. Gaiaterapia o geoterapia, para conseguir una mejor homeostasis; técnicas milenarias casi olvidadas pero de altísima eficacia. Que nos ayudaran a conseguirlo, esto nos ayudara a tener el equilibrio energético del que depende nuestra salud, tanto física como mental. Lograr la descontaminación de los órganos internos, para conseguir el correcto funcionamiento de los mismos y alcanzar el estado de normalidad funcional, es fundamental y para esto la combinación de varias arcillas o cenizas volcánicas obtienen un resultado excelente, también en la descontaminación de la piel, el órgano más grande y a su vez más maltratado que es básico en la homeostasis del cuerpo, o equilibrio energético. Toda acción produce una reacción. Las células producen un residuo orgánico/mineral, en la combustión de las proteínas para obtener la energía y este debe ser eliminado, este residuo vendrá vinculado al tipo de combustible (proteína, metabolizada en nuestro cuerpo después de haber sido obtenida en el proceso intestinal) utilizado y tendrá uno u otro tratamiento en el proceso de eliminación, de aquí que los procesos de descontaminación deban funcionar lo mejor posible; pues la acumulación de residuos es la que provocara muchos tipos de enfermedades, dependiendo del tratamiento que se les dé y de si son eliminados o acumulados en depósitos como quistes, tumores, etc., e incluso retenidos en la piel, alterando el funcionamiento y entorpeciendo o modificando los procesos fisiológicos. La función de algunas de las arcillas o cenizas volcánicas es la de capturar los tóxicos y metales pesados, limpiando la sangre, el estómago, el sistema linfático, el sistema glandular, el intestino, elimina los metales pesados, toxinas del cuerpo regulando el PH. de una manera eficiente y segura, y es efectivo en la estabilización de todos los sistemas funcionales del organismo, así mismo acortaran las largas cadenas de aminoácidos facilitando su eliminación. Las arcillas y su funcionamiento: Son minerales de origen volcánico, formados a partir de cenizas y agua de mar, que tiene una jaula con carga negativa que actúa como un imán para capturar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de la jaula que forman estas arcillas, para expulsarlas fuera del cuerpo como desechos, sin ningún efecto secundario. Su alcalinidad permitirá neutralizar la acidez. La estructura de la arcilla; tiene forma de panal de abeja y tiene una carga natural negativa (-). Cuando es ingerida, todos los metales pesados, toxinas y productos químicos nocivos que tienen carga (+) son atraídos o atrapados por la jaula para ser expulsados del cuerpo de forma natural, a través de la orina en su mayor parte. En un menor porcentaje, el resto de toxinas son expulsadas por las heces, las de granulometría mayor sirven para regular el PH de los intestinos y arrastrar residuos de los mismos, modificando el habitad de los parásitos y provocando su eliminación de forma natural. Eliminar el exceso de radicales libres, contribuye a equilibrar el PH corporal. Es por todos sabido que la enfermedad está vinculada al desequilibrio acido del cuerpo. Las arcillas se han convertido en la mejor opción, para la descontaminación corporal de una manera natural, ya que son 100% seguras y eficaces. Son completamente eliminadas del cuerpo dentro de las 4 a 8 horas siguientes de ser ingeridas, junto con las toxinas. Siendo su comportamiento inerte, solo son utilizadas en el organismo como jaula de transporte. Esto explica que las arcillas o cenizas volcánicas, puedan quelar moléculas tóxicas como el arsénico (diámetro 1,8 Ä) y en cambio no actúe sobre moléculas de minerales útiles como el potasio (diámetro 2,8 Ä). Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo, sin dejar señas. Actuando como desintoxicante del organismo, equilibrando el PH, lo que supone un efecto antivírico, anti fúngico, antidepresivo y anti-degenerativo, así su gran efecto en la salud contra todo tipo de enfermedades. Antiguamente las arcillas eran muy utilizadas en Asia (China, Rusia, India y mundo islámico) como suplemento natural para promover la salud y el bienestar orgánico. Actualmente también son muy usadas a nivel industrial, para la purificación de agua y aire, como depurador en la industria alimentaria, para fertilización agrícola y como suplemento mineral en nutrición animal. El poder quelante de las arcillas está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas; se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil). El siguiente es un fragmento de un artículo del Nº 58 de la revista Discovery Salud (febrero de 2004): “Según los investigadores japoneses, como el organismo tiene que preservar el nivel alcalino de la sangre para poder mantenerse con vida, los desechos ácidos que no logra eliminar los convierte en desechos sólidos. Desechos que, cuando se acumulan, acaban compactándose y convirtiéndose en colesterol, ácido graso, ácido úrico, piedras en los riñones y vejiga, uratos, fosfatos, sulfatos, etc. produciendo un gran número de enfermedades. Es decir, taponan las arterias y los capilares provocando una deficiente circulación sanguínea incapaz de realizar la labor necesaria para mantener el organismo en condiciones saludables. Porque cuando se reduce el suministro de sangre a los diferentes órganos y zonas del cuerpo empiezan a aparecer dificultades en el funcionamiento de los mismos. De hecho, hay investigadores que afirman que incluso muchas de las llamadas enfermedades degenerativas están causadas por un exceso de desechos ácidos tóxicos. W. Crile, ex director de su propia clínica en Cleveland (EEUU), sostiene por ejemplo que “no existe la muerte natural. Todas las llamadas muertes por causas naturales son sencillamente el punto terminal de una saturación de acidez en el organismo”. Una opinión que junto a la de muchos otros especialistas fue recogida por Mary C. Hogle en su libro “Comidas que alcalinizan y sanan” en el que puede leerse: “Cuando el cuerpo llega a los límites de tolerancia para los desechos tóxicos, tanto en el sistema digestivo como en cualquier otro tejido del organismo, comienza de inmediato un proceso de limpieza que puede tomar varias formas: diarrea, dolores de cabeza, gripes, erupciones cutáneas, abscesos, forúnculos, reumatismo, inflamaciones de los ojos o de otros órganos, cataratas, escalofríos, fiebres u otros síntomas que se conocen como enfermedad aguda. Pero todo esto tiene su origen en una sola causa: la acumulación de desechos ácidos en el organismo.” Es más, los suplementos de vitaminas, minerales y otros oligoelementos que se toman muchas veces con la esperanza de mantener o mejorar la salud no son útiles si el organismo está acidificado por un exceso de residuos ácidos y una vez alcanzado el equilibrio de PH nuestro organismo las metabolizara de los alimentos normales. Pues bien, según lo expuesto las arcillas pueden jugar un papel fundamental en la neutralización de esa acidificación ya que si se toma diariamente ayuda a eliminar gradualmente los desechos ácidos acumulados en el organismo. Y con una clara ventaja sobre cualquier dieta por muy natural que ésta sea ya que no agregan ningún tipo de desechos ácidos en el proceso de metabolización alimentaria. Hay estudios científicos que muestran que las células y tejidos de la gente joven tiene 10 veces más enzimas que las de la gente mayor. Y que el entorno ácido perjudica notablemente el trabajo de las enzimas, que son moléculas proteicas especializadas que aceleran hasta en miles de veces las reacciones bioquímicas de cada célula, tejido, órgano o sistema. Es decir, las enzimas son las responsables de las reacciones químicas necesarias para la vida, (regulan la temperatura corporal, la contracción muscular, la conducción nerviosa, la excreción de orina, el intercambio de gases en el pulmón, la utilización de oxígeno por la células, el crecimiento y reparación celular, el proceso digestivo…). Pues bien, nuestras enzimas se inactivan o modifican si el pH celular se desvía más allá de unos estrechos límites. Y si los niveles de enzimas disminuyen los procesos de reparación celular y de defensa no responden eficientemente con lo que también el proceso de envejecimiento celular se acelera. A todo ello hay que añadir el efecto de los radicales libres sobre nuestro organismo y su cada vez más reconocida influencia en las enfermedades, el envejecimiento también es una enfermedad. Nuestro cuerpo para la vida, fabrica sus propios radicales libres, que intervendrá en todas sus reacciones químicas de sus procesos (digestión, respiración, movimiento, etc.), los que nuestro cuerpo elimina, mediante el pelo las uñas básicamente , pero que los otros que son incorporados de manera externa a los procesos, nos afectaran negativamente, produciéndonos las enfermedades, que estos son neutralizados por nuestro cuerpo, creando desechos o desperdicios (formando ateromas, calcificaciones, etc.), y se almacenan, tratando de impedir que afecten a órganos vitales, con lo cual endurecen las arterias, acumulación de grasa en los tejidos (sobrepeso corporal) también hacen depósitos en las articulaciones (gota, artritis, artrosis) y otros muchos problemas. La encimas que son las encargadas de remover el electrón que les hace falta a los radicales libres que están a su alrededor para obtener su estabilidad evitando así su alta capacidad de modificar las reacciones vitales Sepamos que un radical libre es una molécula que ha perdido un electrón, y que ira en búsqueda del mismo, intentando robárselo a otra más débiles, modificando las características de esta, entonces la molécula “atacada” (a la que “roba” el electrón) se convierte a su vez en un radical libre. Y de esa manera se inicia una reacción en cadena que daña muchas células y descompone las membranas de nuestras células llegando a destruir y mutar su información genética facilitando así el camino para que se desarrollen diversos tipos de enfermedades y nuestro organismo vaya envejeciendo. Posología No existe un máximo definido para su uso, yo recomendaría no exceder de los 8 Gramos días, aunque, para mí sería recomendable, hacer la dosificación cómoda y con en efecto progresivo, siendo esta en la normalidad, 1,5 gramos día, durante un periodo de unos 45 días, siguiendo después un mantenimiento a determinar por la persona y el terapeuta, pudiéndose aplicar 3 a 4 gramos día, durante un periodo de entre 4 y 10 o más días valorándose sus resultados. Ha habido personas que han pasado de los 15 gramos día y más de 15 días, sin sufrir ninguna contraindicación y obteniendo un resultado parecido al de aquellas que consumieron 4 gramos, con lo cual es mejor no tirarlas. Donde más espectaculares resultados se han obtenido es en la solución de los estados de ansiedad, depresión, estrés, también en enfermedades como la esclerosis múltiple o la fibromialgia así como en los síndromes de fatiga crónica, siendo muy eficaces en todos los procesos de enfermedad. Dando excelentes resultados en muchas patologías tanto bacterianas como víricas. Hay quien las ha bautizado como las arcillas de la eterna juventud. Teniendo también grandes resultados en las aplicaciones cutáneas (ulceras, eccemas, irritaciones, quemaduras, etc.) Beneficia la regeneración de las células de la piel. Refuerza la elasticidad de los tejidos. Potente acción bactericida y desintoxicante. En la piel es conveniente por su mejor resultado aplicarlas en seco, técnica que he bautizado como sobing, o acción de hacer mediante caricia, que la piel las absorba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s